18 may. 2007

Prioridad de la investigación del Medio Ambiente

La primera semana de mayo, científicos chilenos nos reuniremos en Viña del Mar para presentar resultados de investigaciones con los últimos avances en el Medio Ambiente Físico. Pero, por los actuales embates que experimenta la biósfera, producto de la extensa población mundial, conformada en sólo unos pocos cientos de años, y de la construcción económica desarrollista, sobre la que hemos asentado nuestra concepción de calidad de vida, estamos provocando situaciones ambientales extremas, que atentan contra los equilibrios biogeoquímicos del planeta.

Estos cambios evidencian efectos devastadores, de no mediar correcciones con prontitud. Por ello, se hace prioritario ampliar nuestros esfuerzos en la investigación del Medio Ambiente, de modo que el aporte científico adquiera una real dimensión de beneficio social, en la sustentabilidad de los ecosistemas en que, cada día, forzamos un complejo sistema productivo. Además, con este conocimiento científico podremos enfrentar el desafío de ir construyendo una nueva perspectiva ética y valórica que, en el aprovechamiento legítimo de los bienes y productos de la naturaleza, esenciales para nuestro desarrollo como personas, nos permita actuar con equidad para con nuestros hijos, y los que de ellos vendrán, a fin de que puedan gozar de la oportunidad de vivir en un mundo natural que los acoja con igual generosidad y reconozcan en él, el misterio de la vida.

De ahí que instamos al Gobierno proveer de instrumentos para aumentar nuestros conocimientos, mediante concursos públicos de proyectos en Ciencias Ambientales, con énfasis en la vulnerabilidad de nuestros ecosistemas, en la determinación de mapas ambientales de riesgos, en la resolución de problemas de contaminación y en Educación Ambiental.

Es en momentos de bonanza económica y social que nuestro pueblo debe saber conformar su futuro esplendor, invirtiendo apropiadamente para lograr acrecentar nuestros conocimientos...

Dr. Raúl Morales Segura
Presidente Sociedad Química Ambiental de Chile
decano de la Facultad de Ciencias
Universidad de Chile

17 may. 2007

Urge Resolver el problema de la Contaminación

Hasta ahora se ha visto a la Región Metropolitana de Santiago como una ciudad homogénea, donde los efectos de la contaminación atmosférica debería estar afectando en todas partes igual, pero la realidad indica que no es así, pues hay puntos de la ciudad que requieren gestión específica por material particulado de invierno, es el caso de Pudahuel. Las medidas generales han servido de base para bajar niveles en toda la ciudad, pero no resuelven los problemas en los lugares donde se disparan los episodios críticos.
Si bien es cierto que los días del año en que ocurren episodios de alta contaminación se concentran en un par de semanas al año, ello basta para paralizar parcialmente la ciudad cuando un par de estaciones de la red, gatillan la determinación de episodios críticos regionales.

Si bien es cierto que los días del año en que ocurren episodios de alta contaminación se concentran en un par de semanas al año, ello basta para paralizar parcialmente la ciudad cuando un par de estaciones de la red, gatillan la determinación de episodios críticos regionales.

Dado los costos involucrados en la resolución de este tipo de problema, la autoridad política desde el punto de vista social, seguirá planteándose la inquietud de si deberá destinar mayores recursos a ésta o a otras necesidades. Sin embargo, mientras esté en juego la salud de la población, y en particular la de nuestros hijos y abuelos, muchos de los cuales corresponden a sectores sociales de más bajos ingresos, resultará un imperativo ético seguir preocupándonos de resolver este problema, al mas alto nivel con nuestras autoridades nacionales por la responsabilidad que nos han entregado en la gestión y el bienestar de la población.


Johnny Carrasco Cerda
Alcalde
I. Municipalidad de Pudahuel

Desarrollo sustentable

“desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las capacidades que tienen las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades"

El desarrollo sustentable implica pasar de un desarrollo pensado en términos cuantitativos -basado en el crecimiento económico- a uno de tipo cualitativo, donde se establecen estrechas vinculaciones entre aspectos económicos, sociales y ambientales, en un renovado marco institucional democrático y participativo, capaz de aprovechar las oportunidades que supone avanzar simultáneamente en estos tres ámbitos, sin que el avance de uno signifique ir en desmedro de otro. Es lo que algunos académicos y autoridades han comenzado a llamar el "círculo virtuoso del desarrollo sustentable", basándose en casos donde se han logrado superar los antagonismos entre crecimiento económico, equidad social y conservación ambiental, reforzándose mutuamente y con resultados satisfactorios para todas las partes involucradas.